doctor salvador serrano cirujano general en querétaro

Cirugía de apéndice en Querétaro – Dr. Salvador Serrano

Médico cirujano con formación internacional. Certificado por el Consejo Mexicano de Cirugía General y el Consejo Mexicano de Gastroenterología. Experto en cirugía laparoscópica de rápida recuperación y con enfoque de mínima invasión


Basado en opiniones de pacientes

  • Doctoralia
  • Google
  • Facebook

Testimonios

Dr. Salvador Serrano Franco – Especialista en Cirugía de apéndice en Querétaro

Ced. Prof. 7991836 Ced. Esp. 10548282

Soy un especialista con alta especialidad en Endoscopia Gastrointestinal, Laparoscopia Avanzada y Gastroenterología. Tengo estudios en el extranjero y estoy certificado por las mejores instituciones a nivel nacional.

Cuento con más de 6 años de experiencia, más de 2,000 pacientes atendidos y más de 1,000 procedimientos realizados, lo que me respaldan como un especialista capacitado para atenderte de la mejor manera.

Educación y membresías

Ubicación
Clínica especialista en Cirugía de apéndice en Querétaro

Dirección:
Blvd. Bernardo Quintana No. 4060, San Pablo, 76125 Santiago de Querétaro, Qro.

  • La consulta subsecuente está incluida después de tu procedimiento quirúrgico
  • La orientación nutricional y actividad física están incluidas en todas las consultas
Cirugía de apéndice en Querétaro

Cirugía de apéndice en Querétaro

La apendicitis es una inflamación del apéndice, una bolsa en forma de dedo que se proyecta desde el colon en el lado inferior derecho del abdomen. La apendicitis en Querétaro provoca dolor en el abdomen bajo derecho. Sin embargo, en la mayoría de las personas, el dolor comienza alrededor del ombligo y luego se desplaza. A medida que la inflamación empeora, el dolor de apendicitis por lo general se incrementa y finalmente se hace intenso.

Aunque cualquiera puede tener apendicitis, lo más frecuente es que ocurra en personas entre los 10 y 30 años de edad. El tratamiento estándar es la extirpación quirúrgica del apéndice.

¿Cómo se diagnostica?

Para ayudar a diagnosticar la apendicitis, es probable que tu especialista de confianza tome nota de los antecedentes de tus signos y síntomas, y examine tu abdomen. Las pruebas que se emplean para diagnosticar la apendicitis comprenden:

  • Exploración física para evaluar el dolor.
  • Análisis de sangre. Esto le permite al especialista verificar si hay un número elevado de glóbulos blancos, lo que puede indicar una infección.
  • Análisis de orina. Es probable que el médico te pida un análisis de orina para asegurarse de que la causa del dolor no es una infección de las vías urinarias o un cálculo renal.
  • Pruebas de diagnóstico por imágenes. El médico también puede recomendar una radiografía abdominal, una ecografía abdominal o una tomografía computarizada para ayudar a confirmar la apendicitis o encontrar otras causas del dolor.

Síntomas

Los signos y síntomas de la apendicitis pueden comprender lo siguiente:

  • Dolor repentino que comienza en el lado derecho de la parte inferior del abdomen.
  • Dolor repentino que comienza alrededor del ombligo y, a menudo, se desplaza hacia la parte inferior derecha del abdomen.
  • Dolor que empeora cuando toses, caminas o realizas otros movimientos bruscos.
  • Náuseas y vómitos.
  • Pérdida de apetito.
  • Fiebre ligera que puede empeorar a medida que la enfermedad avanza.
  • Estreñimiento o diarrea.
  • Hinchazón abdominal.
  • Flatulencia.

El lugar donde sientes dolor puede variar, dependiendo de tu edad y la posición del apéndice. Durante el embarazo, el dolor parecería provenir de la parte superior del abdomen porque el apéndice se encuentra más alto durante el embarazo.

Causas

La causa probable de la apendicitis es una obstrucción en el recubrimiento del apéndice que da como resultado una infección. Las bacterias se multiplican rápidamente y hacen que el apéndice se inflame, se hinche y se llene de pus. Si no se trata inmediatamente.

Tratamiento

El tratamiento para la apendicitis generalmente implica una cirugía para extraer el apéndice inflamado. Previo a la cirugía, se te puede administrar una dosis de antibióticos para tratar la infección.

Este procedimiento puede realizarse por medio de:

  • Cirugía abierta.
  • Cirugía de mínima invasión (laparoscopia): en la actualidad realizamos el procedimiento mediante 3 incisiones menores de 1 cm, usando una cámara e instrumentos pequeños a través de estas incisiones, disminuyendo el dolor postoperatorio y mayor recuperación.

¿Quieres agendar una cita?

Para obtener más información, o para programar una consulta, visita la página de contacto o da clic en los botones de llamada y de mensaje de WhatsApp.